HP, el gigante informático, se separa para sobrevivir

HP, segunda empresa a nivel mundial en fabricación de impresoras y equipos informáticos, ha decidido dividirse para afrontar su dura situación económica.

El pasado agosto, el grupo Hewlett-Packard comunicó la caída de sus beneficios netos en un 13% y en un 8% el de sus ingresos. Los datos trimestrales que han venido sucediendo, han acrecentado los resultados negativos de los últimos 18 meses.

La compañía ha decidido ahora dar pasos firmes con la voluntad de adaptar su estructura a esta nueva situación. En un reciente comunicado ha expresado su intención de dividir la firma en dos secciones: Hewlett-Packard Enterprise (HPE), dedicada a soluciones tecnológicas para empresas, y HP Inc, orientada a impresoras y ordenadores personales. De este modo, actuarán como empresas independientes que se centrarán en nuevas estrategias económicas que -esperan- den lugar a un nuevo enfoque que estabilice la situación de la compañía.

La directiva de más notoriedad de la empresa, Meg Whitman, liderará la nueva Hewlett-Packard Enterprise, que se prevé con más futuro que HP Inc, de la que otro importante directivo, Dion Weisler, tomará las riendas. Este tendrá que lidiar en un sector, el de los equipos informáticos e impresoras, en el que la competencia es mayor.