La compañía Kärcher es célebre por la invención de la hidrolimpiadora y es en la actualidad un referente en este sector, lo que poca gente sabe es que, además, realiza una labor benéfica sin precedentes.

Esta empresa alemana posee un programa específico de limpieza de grandes monumentos, este acto benéfico pretende dar vida a las obras de arte que forman el patrimonio histórico de la humanidad. Hace 35 años inició esta iniciativa, desde entonces ha sacado brillo a 90 monumentos, tales como, el Monte Rushmore o el Coloso de Mennón.

Actualmente, se encuentra inmerso el proyecto en la catedral de Aquisgrán en Alemania. Con su maquinaria específica realizan un lavado de cara de las fachadas del mundo, en ese caso la presión que genera el agua se une para eliminar la materia orgánica de los muros, líquenes y musgos, además de las impurezas de las aves en la mampostería.

La delicadeza con que se debe realizar el trabajo y la forma en que la llevan a cavo son, además, de un acto benéfico una prueba de la excelencia de sus productos. Kärcher es capaz de sacar a relucir lo mejor de cada monumento sin dañarlo, ofreciendo una nueva vida al valioso patrimonio histórico de la humanidad.

Un hecho que merece un aplauso, una muestra de que en kärcher podemos confiar nuestros bienes más preciados.