Que el mercado de las oficinas en España ha entrado de lleno en una fase claramente dinámica es algo que ya nadie puede negar. A día de hoy, se puede afirmar sin riesgo a equivocarse que la oferta es insufuciente para la demanda que se está produciendo.

Siguiendo los datos que ofrece la consultora JLL, referidos al cierre del ejercicio del año 2017, la superficie que se encuentra disponible en el área de Madrid es de un total de 1.639.000 de metros cuadrados.

Esto significa que alrededor del 10 por ciento se encuentra desocupado. La caída en puntos básicos es de 98 comparada con el mismo baremo a primeros del año.

La otra gran urbe de España. Barcelona, ha sufrido un gran descenso en lo que respecta a la disponibilidad inmediata, que según estos mismos informes ha caído hasta llegar a la cifra de 456.000 metros cuadrados disponibles.

En este caso la tasa de desocupación está ligeramente por encima del siete y medio por ciento o, lo que es lo mismo, un descenso total de 58 puntos básicos. Desde el año 2008 que no se alcanzaban estas cifras en lo que respecta a disponibilidad.

Siempre según los datos y previsiones de JLL, la tendencia va a mantenerse precisamente por la carencia de oferta disponible. Por otro lado, califica de calidad media gran parte del espacio del que se dispone en Madrid, siendo solamente el quince por ciento de Grado A.