Los centros comerciales trabajan para mejorar cada vez más instalaciones y oferta de venta. De esta manera, esperan poder hacer frente a la cada vez más importante competencia que significa la venta online.

Afrontar proyectos de reforma hace que estos centros comerciales puedan intentar recuperar su actividad , aumentando su capacidad de atracción y adaptándose a los cambios que implica el auge del mundo electrónico. Muchos de estos espacios llevaban más de 20 años sin cambios, y esta capacidad de renovar sus instalaciones y su oferta comercial puede significar para ellos una revitalización indispensable para ayudarles a seguir adelante con garantías en el negocio.

Una de las actuaciones de renovación más destacadas será la del complejo de cines La Calzada, que se iniciará en julio y que representará una inversión de más de 1,8 millones de euros. Con este proyecto, se pretende acondicionar la fachada exterior y cubrir diversas envolventes. También se instalará una pantalla, a través de la cual se emitirá la publicidad del propio centro de ocio. Otro de los cambios importantes es que la sala 3 del cine se destinará únicamente al público infantil, por lo que será necesario adaptar las graderías.