Sustitución de falso techo

La sustitución de falso techo es una de las acciones que necesitan de profesionales especializados para su realización. En Reciplac somos especialistas en este sector y ofrecemos nuestro servicio tanto a grandes empresas como a pymes.

Contamos con los recursos humanos y técnicos necesarios para poder realizar la sustitución de falso techo con las mínimas molestias para los clientes. Nuestra eficiencia y rapidez nos permite adaptarnos a las necesidades de cada empresa, tanto en horarios como en ocupación del espacio.

Cuándo es necesaria la sustitución de falso techo

Si un techo no ha recibido el mantenimiento adecuado durante un largo período de tiempo, acumula suciedad y bacterias suficientes para conseguir deteriorarlo. En muchos casos esto hace imposible incluso su restauración.

Es en este momento cuando la sustitución de falso techo es indispensable para lograr las condiciones adecuadas de higiene y apariencia.

En Reciplac somos especialistas en la sustitución de placas de techo de todo tipo, desde los metálicos a los de fibra y escayola. En todos los casos, garantizamos los mejores resultados. Esta es la mejor opción cuando solamente hay algunas partes afectadas y, por lo tanto, no es indispensable la completa sustitución de falso techo.

¿Por qué tener un techo nuevo?

Sustituir el falso techo nos permite una obvia mejora de la imagen de la empresa, lo que repercute especialmente en la imagen que proporcionamos a nuestros clientes y, por lo tanto, en los resultados finales del negocio. Además, hay que tener en cuenta que un ambiente agradable beneficia también la productividad de los empleados, ya que se encuentran más a gusto en el espacio de trabajo.

Igualmente, la sustitución de falso techo permite una mayor luminosidad del espacio, lo que implica un menor gasto energético. Y esto representa un ahorro importante a largo plazo.

Por supuesto, no hay que olvidar que un techo nuevo elimina las bacterias y residuos perjudiciales para la salud almacenados en las anteriores placas, incluso los residuos de nicotina habituales en espacios donde hay fumadores.

Por lo tanto, una sustitución de falso techo representa una mejora significativa de la salud de los empleados y personas que pasan largo tiempo en un recinto.