Reducir las bajas por enfermedad

Cada año se pierden muchísimas horas de trabajo por distintas enfermedades de los empleados. La productividad baja cuando los trabajadores no están en perfectas condiciones, y si además el empleado acaba yéndose a la baja, la repercusión económica es incluso mayor.

La gran pregunta es… ¿puede hacer algo una empresa para reducir las bajas por enfermedad? La respuesta es clara: sí. Con una correcta higiene de las instalaciones, se pueden reducir considerablemente el número de bajas que se sufren al año.

Reducir las bajas por enfermedad de manera sencilla

Una acción efectiva y a la vez sencilla que puede reducir las bajas por enfermedad es la correcta limpieza de los falsos techos.

Los techos desmontables tienden a acumular mucha suciedad, pues están fuera del alcance habitual de los limpiadores y el material fibroso en que están fabricados es propenso a acumular no solo ácaros y pequeñas partículas que producen alergia, sino también hongos y bacterias.

Reciplac ofrece un servicio integral de limpieza de falsos techos que elimina toda la suciedad de las placas, las salidas del aire y las luminarias. Una vez completado el trabajo, se adjunta un test microbiológico para certificar la correcta higienización de los techos.

Y todo con productos que respetan al medio ambiente y a las personas, por lo que, tras la limpieza, las instalaciones podrán volver a usarse de inmediato.

Problemas de salud más comunes por los falsos techos

Sin duda, los grandes beneficiados de la limpieza de los techos desmontables serán las personas alérgicas al polvo y a los ácaros. La cantidad de polvo que llega a acumularse en los techos de fibra es sorprendente y provoca problemas respiratorios serios en muchas personas.

También se pueden reducir las bajas por enfermedad entre los alérgicos al polen, pues en primavera las pequeñas partículas pueden colarse en la oficina a través de la ventilación o de las ventanas, quedar adheridos al techo y provocar durante largos periodos de tiempo picor en los ojos, irritación en la garganta, congestión nasal…

Asimismo, las bacterias, hongos y virus que pueden habitar en un falso techo generan malos olores e insalubridad que puede acabar siendo un foco de infección, provocando entre los trabajadores jaquecas, reacciones cutáneas, cansancio y problemas de concentración.

Llame y consulte cómo reducir las bajas por enfermedad en su empresa. Invertir en la limpieza de techos con Reciplac se traducirá rápidamente en beneficios económicos y laborales.

 

 

       ¿Tiene alguna duda o pregunta?

Estamos a su entera disposición. Le responderemos de manera veraz, clara y rápida.

91 488 14 16

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.